MULTINIVEL – Cómo Hacer Crecer Tu Equipo

multinivel

Multinivel – El Crescimiento Sostenible de Nuestro Equipo MLM

Multinivel es un negocio basado en personas y acorde con uno de los escritos del networker Alfonso del Castilho, traigo la atención a uno de los puntos más complicados en el desarrollo de un Multinivel: la creación del equipo.

Es posible que sepamos atraer a la gente si somos personas carismáticas y convincentes. Pero, en regla general los equipos en el multinivel no acaban por hacerse tan productivos cuánto nos gustaría al principio, ¿verdad? El punto es que sirve de muy poco tener un equipo frontal si este no crece adecuadamente. Los equipos consistentes y productivos en el multinivel requieren ser creados bajo la aplicación de algunas técnicas que son fundamentales para su crecimiento sostenible. Y, por supuesto, todo empieza en la prospección. El MLM, como también es conocido el multinivel,  se basa en la duplicación y si no modelamos correctamente a nuestros frontales desde el modo cómo los prospectamos a ellos, nuestro equipo se duplicará con fallos y no logrará los resultados que necesita.

LA PROSPECCIÓN en el MULTINIVEL

Lo que ocurre con demasiada frecuencia en el multinivel es que nada más hacer el primer contacto con alguien, o sea al prospectar,  uno quiere que el prospecto, es decir, la persona contactada pase de pronto a hacer parte de su equipo multinivel o que se haga cliente del producto de inmediato, lo que le conviene a uno personalmente, es evidente.  Entretanto este es un grave error y el resultado negativo llega de inmediato.

Cuando contactamos a alguien, nunca sabemos cuales son sus necesidades reales, razón por la cual nunca podemos ofrecer aquello que nosotros suponemos que le vendría bien (asociado o cliente). Así que antes de hablar de nuestra oportunidad o de nuestro producto, tenemos primero que saber más, debemos tener más información acerca de nuestro prospecto. Esto es imprescindible porque lo más seguro es que nos equivoquemos en nuestra elección de lo que creemos que él necesite o desee. Además es posible que él no tenga el más mínimo interés de pertenecer a una red multinivel.

Desde nuestra perspectiva personal, como valoramos el multinivel y lo reconocemos como una importante oportunidad de negocio y conocemos los beneficios y las ventajas de desarrollar un negocio bajo ese sistema, tenemos la tendencia de pensar que todos reconocerán en el multinivel lo mismo que nosotros. Pero no es lo que pasa. Por un sinnúmeros de factores, mucha gente no suele tener la misma visión del multinivel que nosotros.

Cómo Identificar al Mejor Prospecto para el Multinivel

Hay un técnica sencilla e interesante que al fin siempre funciona. De aplicarla, lo más seguro es que logremos los mejores resultados pues estaremos modelando nuestro equipo multinivel en un sistema duplicable ya desde la prospección.

Cada contacto que hacemos para prospectar en multinivel toma  su tiempo y un importante proceso que pasa por tres fases: el contacto en frío (persona desconocida); el contacto blando (persona medianamente conocida); el contacto caliente (persona que conocemos y ya nos relacionamos habitualmente). Hay entretanto algunas reglas básicas que deben ser aplicadas si queremos lograr el éxito en prospectar candidatos a nuestro multinivel.

Una de las reglas más importantes es tener atención a un hecho: nunca podemos ofrecer algo, por mejor que nos lo parezca, a un contacto en frío. Lo más seguro es que seamos rechazados después de haber emprendido tiempo y energía, con considerables perdidas de resultados. Algo así puede funcionar a veces. Pero esa no es la regla. En realidad, se trata de la excepción a la regla.

Entonces, ¿que hacer en estos casos? Bien, debemos mover el prospecto a nuestro multinivel de una fase a la otra, poco a poco. El proceso puede tardar unas horas, unos días o semanas, entretanto, antes de moverlo al punto caliente ya nos debemos haber hecho con todo el conocimiento necesario para ofrecerle aquello que “él”  realmente necesita o desee. Y no aquello que a nosotros nos parezca bien que él quiera.

LA TÉCNICA F.O.R.D. y el MULTINIVEL

Nada hay de complejo o difícil en aplicar la técnica F.O.R.D. En realidad consiste en investigar las necesidades de nuestro prospecto a nuestro multinivel en lo que concierne  a algunos elementos básicos y comunes a las necesidades de todos: F = Familia, O = Ocupación, R = Recreo y D = Dinero.

En general los objetivos básicos de toda la gente es lograr sostener adecuadamente a su familia, tener una ocupación que le ofrezca ventajas y medios para ello, lograr tiempo para un recreo satisfactorio y de calidad y que el dinero o la economía que genere le llegue para todo.

Aplicar la técnica F.O.R.D. en ese mismo orden, significa enterarse uno de cual es la situación real del prospecto a su multinivel respecto a cada uno des estos aspectos, su grado de satisfacción o insatisfacción referente a cada uno. Ese es el   conocimiento de que necesitamos para poder ofrecerle con certidumbre y convicción lo que él “quiere” y “necesita”.  Para llegar a resultados con grandes probabilidades de éxito en la prospección al multinivel hemos de asegurarnos de proceder de ese modo.

¿Cual es por lo tanto la información que buscamos?

F = Familia: queremos saber su estado: si está casado, si tiene hijos, etc. Esto nos dará una idea del grado de responsabilidades que tiene a su encargo

O = Ocupación: queremos conocer su profesión, a que se dedica profesionalmente, si esa dedicación es de su gusto o si le gustaría tener alternativas, si busca una oportunidad de cambiar las cosas o de emprender por su cuenta.

R = Recreo: en esta fase queremos saber cuánto tiempo libre tiene para si mismo o para estar con la familia… cómo son sus vacaciones, dónde, etc.

D = Dinero: cuando encaminamos la charla en esa dirección, nuestro objetivo es saber si esa persona tiene el deseo o la necesidad de aumentar su renda o si, al contrario, ya gana lo que cree que sea necesario y no lo quiere incrementar.

Este proceso debe ser  encaminado dentro de una conversación correcta y adecuada, así nos llevará a hacernos con los argumentos necesariao para ofrecer a nuestro contacto exactamente lo que él está buscando (asociado o cliente) y que nuestro proyecto multinivel le puede proporcionar.

Entretanto, nunca debemos hablar antes de  nuestra propia elección. Es apropiado que no hablemos del multinivel antes de aplicar correctamente la técnica F.O.R.D.  ¿Por que?

Consideremos un ejemplo sencillo. No  podemos dar una aspirina a alguien que no siente dolor, ¿verdad?  Entretanto, si sabemos que le duele,  dónde le duele y cuál es el origen del dolor, la aceptación de la aspirina será positiva,  porque es algo que él necesita: calmar su dolor y corregir lo que la causa.

Una vez que sea detectada la necesidad  podemos ofrecer exactamente aquello que nuestro prospecto a nuestro multinivel nos está “pidiendo” (asociado o cliente) y así, encaminar nuestra propuesta de acuerdo con su necesidad y nunca en nuestro interés.

Al comienzo, muchos no tienen interés de hacer el multinivel pero se interesan por consumir el producto que mueve nuestro negocio en particular y se hacen nuestros clientes. De modo que es importante que recordemos siempre que un buen cliente puede entrar a hacer parte de nuestro negocio multinivel a medio o a largo plazo y seguir en ello como un excelente asociado. Y que un asociado siempre será un buen cliente porque se trata de su negocio.

La solución dirigida a buenos resultados por lo tanto debe pasar por la técnica F.O.R.D. De otra manera es posible llegar a algún resultado pero serán resultados alcanzados al azar,  algo que  consume demasiado tiempo y energía y que pone a uno frente al riesgo de llegar a la frustración con su proyecto de negocio multinivel.

En realidad el multinivel es un negocio profesional que puede ser hecho por todas las personas que lo quieran aprender a hacer bien, aunque no dispongan de una importante preparación inicial. Entretanto, para que resulte exitoso debe ser conducido con una visión profesional y los que se involucran en ello deben adentrar y seguir en un proceso de capacitación continua para alcanzar resultados importantes.

Aprender a a aplicar la técnica F.O.R.D. adecuadamente hace parte del proceso de capacitación continua. Debe ser empleada de modo natural, por tomar uno la iniciativa en la conversación, preguntando y escuchando correctamente con naturalidad, sin incomodar, sinceramente interesado en aquello que su prospecto a su negocio multinivel tiene a decir acerca de lo que necesita.

Esa es la base para para el crecimiento de un equipo. Un crecimiento profesional, duplicable y sostenible, por parte de un equipo formado por gente de verdad interesada en crecer profesionalmente en su Multinivel. Así también se hacen los buenos clientes para el producto.

Contactar debidamente, interesarse sinceramente por la persona, ofrecer lo que ella esté demandando, comprometerse con sinceridad y responsabilidad para ayudarla… ¡esas son las claves que conducen a resultados en el Multinivel!

 _______________________________________

Publica en todos los Grupos de Facebook Sin límites